Inside Llewyn Davis (2013), de Joel y Ethan Coen

No puedo entender aquellos que dicen que Inside Llewyn Davis (2013) no vale nada. No puedo entender cómo se dice que es de lo peor de los Coen. Los personajes son extraordinarios, tal y como dicta la marca de los hermanos, sobre todo los secundarios.

Y la música. ¿Por qué tiene que ser un coñazo si va de música? Da sentido al argumento y llena la película sin que uno se de cuenta. Esta película es más que la historia de un músico fracasado con talento y una BSO.

Es la historia del abandono, de la soledad, de los amigos perdidos, explicada con sutileza y una fina comicidad que, si bien es cierto que no cuaja demasiado argumentalmente si pretende transmitir esos sentimientos, exalta la evidencia que se trata de una película de Joel y Ethan Coen en su máxima expresión, como en los mejores momentos de Barton Fink.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada