Vultures like lovers

Encontrarse en el suelo. De repente. Lamer restos de piel desmigada. Llegarlos a los labios, sin tocarlos, sólo acercarlos, resbalarlos dentro. Pegar restos de piel alrededor, con miedo de lo externo. Crear un ser distinto nadando en el silencio de un mar sin agua. Humedecer cada trozo de piel que dejaste y coser un espacio. Las comisuras despuntan, como vértebras, como maletas o restos de un viaje en una espalda de tela. Me pregunto qué es viajar cuando acabo de coser un reino al que te asemejas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada