La interioridad de una lágrima


Piensa cómo es de cruel
una lágrima, como un mar
tranquilo capaz de ahogar
con un paso en falso.

Cómo.

Defecar lágrimas indigestas,
gotas indigentes en tu rostro
sin ojos de los que manar,
sin crédito de lagrimal.

Cómo.

Defecar lágrimas secas
de sentimientos indispuestos,
moscas que te salen del cuerpo.

"La escatología de los sentidos"
- me digo, derramándome.

El líquido te araña,
edípicamente muerto.

Tienes tiras de piel por lágrimas,
cuando defecas hacia dentro
trozos de cristal.

2 comentarios:

  1. "tus lágrimas son zumo de tí", te cito a tí mismo. me gusta.

    ResponderEliminar
  2. la última estrofa és una passada

    ResponderEliminar