Hastío o incapacidad de sobrevivirte


Escribo para llegar
serenamente al silencio,

que es el morir.

(Javier Salvago)


Infectas mi vientre
llenándolo de gusanos
llamados por tu nombre
sin ojos y sin vientre.

Sólo crecen uñas
como mantas
en dedos inertes
que ya no tiemblan.

Mantas inútiles
en el regazo de los recuerdos,
donde apareces tú
llamándome sin voz.

2 comentarios: