Las mañanas dirigidas


1. Escuchamos las ideas de una voz
adulterada por el presente
de marchantaje subterráneo.

2. Cogemos los trenes
dirigidos a la esfera elitista
escondida en las carteras
de estudiantes de clase media.

3. Nos encontramos sumergidos
en la burbuja de nuestros sentidos
aclimatados por la consciencia resfriada.

4. El tiempo ideal nos caduca
sin pensar en la tragedia
invisible que nos atropella.

5. Sin un ritmo poético
observamos bocanadas
de aire entecortado:
ideales acallados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario