Estoy enamorado de una puta


Te hago un corte:
mi sangre se derrama.

Tu lengua son mis ojos
recorriendo al galope
el eco de tus pasos muertos.

Tu piel herida:
tienes miel en las entrañas.

O tal vez miedo.

En la noche sedosa
de la que eres luna
las estrellas no mienten
el valor de su carne,
son mercado negro
sin impuestos.

Tienes uñas pintadas a destiempo,
perlas sin forma que agonizan en tu boca.

El vestido roto de luciérnagas vivas
invita a amarte con o sin dinero.

2 comentarios:

  1. Me gusta la velocidad y el carácter de este poema, mucho.

    ResponderEliminar
  2. yo también estoy enamorada de una puta

    ResponderEliminar