El accidente del recuerdo


A menudo el viento, el tiempo
devuelve las cenizas, los recuerdos.

¿Lo recuerdas?

Gritos que lanzaste
tocando las espinas
salidas de sus manos,
rosas vomitando sangre.

Las piedras que castigas
eran pétalos ennegrecidos,
los pasos de la tierra
corriendo tras de ti.

La bebida de los pájaros
son las lágrimas que niegas.

Sólo las alegrías muertas
te hacen sonreír.

2 comentarios:

  1. Algunas veces nos hace sonreir, cosas muy extrañas.

    Saludos y feliz domingo.

    ResponderEliminar
  2. El recuerdo es naturaleza muerta, pero no pasada, por eso se puede seguir jugando o peleando con él, transformarlo o engañarse.

    ResponderEliminar