Ignorantia


Los bastones blancos de mis dedos
consiguen deletrear tu rostro con acentos,

te escribo con los ojos,
y te leo con los labios,

pero tápame los oídos
con caricias de tus manos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario